Octava sesión; 23 de Mayo.


Esta última sesión, y como despedida, decidimos hacer una refrescante, rica y original ensalada de sandia.
Toda la Comunidad Educativa del colegio Serafina Andrades, está inmersa en la elaboración de ensaladas, acabando muchas de ellas en los diferentes niveles y ciclos de Primaria, para degustarlas en las clases.
Este año es la segunda vez que participamos en el concurso de la Ensalada, dentro del Plan de Consumo de Frutas en la escuela, habiéndose superado todas las expectativas, ya que nos sorprendemos del movimiento espontáneo surgido desde las familias y sus hijos/as, quienes traen todo tipo de ensaladas para degustarlas juntos.
Es de destacar los pequeños/as de E. Primaria, que cada día traen una o dos, desde hace mes y medio, siendo muy originales y apetitosas, con títulos divertidos, fotos del proceso de elaboración en casa y esmerada presentación.
Todos nos sentimos ya gratificados, aunque no nos llevemos este año el primer premio, como sucedió el año pasado, en la Categoría A, a nivel de Andalucía.
Ensalada Serafina:
Ingredientes:
Media sandía
Atún en aceite de oliva
Cebolletas
Sal
Vinagre
Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Vaciar la sandía hasta quedar hueca. Echar lo extraído en un bol, quitar las pepitas y cortar a cuadritos.
Picar fina las cebolletas, añadiéndolasa continuación a la sandía, junto con el atún
Mezclar todo bien, añadir la sal, vinagre y el aceite. Llenar la sandía hueca.
Meter en el frigorífico. Servir fría.

Acabamos este año Profundiza con una merienda que los alumnos/as participantes han preparado en sus casas: bizcochos, pastitas de lacasitos, pepitos, palmeritas de chocolate, bizcocho de chocolate, bizcocho de zanahoria, empanada de hojaldre, roscos… Todo estaba riquísimo.

Nos marchamos con ganas de más y de volver el próximo curso con otro proyecto. 



Preparados para comenzar

 Se va vaciando la sandía.

 Mezclamos bien los ingredientes.

 Resultado final.

 Lucía R. con sus pastas de Lacasitos.

 Julia con sus bizcochos de zanahoria y de chocolate.

 Lola, con sus pepitos.

 Concha, con su empanada de hojaldre.

Paula, y sus palmeritas de chocolate.

 Lucía P. y sus rosquillas.

 El grupo en la cocina preparado para el reparto.

 Ummm… qué rica!!



Séptima sesión; 16 de Mayo.

La iniciamos con una visita al supermercado Mercadona. El objetivo era ir pasando por todas las sesiones y observar y comentar los distintos expositores: refrigeración, congelación, frutería y verduras, panadería, bollería,..
Nos detuvimos, en algunos de ellos, mirando las etiquetas de diferentes productos para observar su composición.
Todos realizaron compras, buscaron los encargos que les habían hecho sus familias, pesaron frutas y verduras que habían seleccionado con anterioridad. Pasaron por caja y pagaron sus compras.
Al llegar al colegio, iniciamos una charla sobre las experiencias vividas y, a continuación, comenzamos a prepararnos para cocinar un potaje de lentejas, habiendo comprado los ingredientes todos juntos con anterioridad.
Al finalizar el plato, cada uno se llevó para casa su ración en su fiambrera.

Uno de los alumnos, Armando, trajo una riquísima ensalada agridulce para degustar todos juntos. ¡Nos encantó!. Surgió la idea por el Plan de Consumo de Frutas y Hortalizas, que llevamos en el centro, dentro del Concurso de la Ensalada.


¡¡Vámonos de compra!!.


 Llegamos..

 Todos dispuestos para comenzar.

 Ingredientes del potaje de lentejas..

 Preparándonos…

 Cortando

 A hervir

 Ensalada agridulce con vinagreta de mostaza y reducción de Pedro Ximénez.

¡¡Me lo llevo!!

…a casa!!!

 Sexta sesión; 25 de Abril.

Uno de los objetivos propuestos en este programa era que viesen el pescado por dentro y por fuera y cocinar una receta cuyo ingrediente principal fuera éste. Decidí hacer boquerones en vinagre, tan típico de nuestra zona y de Andalucía. 
Empezaron entusiasmados. Algunos un poco reticentes, al tener que destriparlos, quitarles las espinas y limpiarlo, pero otros disfrutaron mucho. 
Ya limpios los dejamos un par de horas en vinagre y a continuación los aliñamos con ajos y perejil muy picados y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
Mientras tanto hicimos una rica ensalada con todos los ingredientes que nos apeteció añadirle: tomate en rama, naranja, aceitunas negras picadas, huevo duro, cebolletas, patatas frescas, perejil, cuyo resultado se ve en las imágenes de abajo.

Sesión quinta; 4 de Abril.
En esta sesión me propuse hacer dos recetas: Mousse de piña y Huevos cocidos decorados, ante la proximidad de la Pascua.
La primera es un postre fácil de elaborar, digestivo y refrescante. El segundo es  lúdico, puesto que solo, en la cocina, hay que cocerlos. Una vez fríos, hay que dejar volar la imaginación. La técnica elegida por mí consistía en coger servilletas de papel decoradas, tijeras, pincel, plato y, como pegamento, claras de huevo y ponerse manos a la obra.
  Comenzamos leyendo y comentando la receta del Mousse de piña. Fue lo primero que se hizo, ya que tenía que cuajar para llevarlo a casa con la seguridad de no derramarlo en el trayecto.   Acabamos rápido de hacerlo y de colocarlos en los respectivos recipientes de cada uno.
  Comentaron las posibles decoraciones que le iban a poner al emplatarlo, ya en casa, cuando estuviese bien frío: nata montada, coco rallado, lecho de galletas ralladas…
   Mientras estábamos haciendo el Mousse, pusimos a cocer 3 docenas de huevos. Una vez fríos, los colocamos en bandejas y los llevamos a una clase para trabajar en su decoración con más comodidad.
Siguiendo las instrucciones de la receta que les entrego, comenzaron a separar y retirar las distintas capas de una servilleta, quedándonos solo con la parte decorada, que es la que necesitaríamos.
   A continuación la cortaron en cuadrados. Había de todo tipo: lisas, con flores, rayas, dibujos, princesas… Las habían traído de casa a su elección. Se las intercambiaron y comenzaron a envolver los huevos con cuidado y a embadurnarlos poco a poco, con el pincel, con clara de huevo, recortándoles el papel sobrante con cuidado y repitiendo el proceso varias veces hasta conseguir que el resultado estuviese más o menos a sus gustos.
  
Así estuvieron divirtiéndose un buen rato y con más o menos destreza consiguieron acabar la tarea. Algunos se resistían a creer que se los pudiesen comer.
  Vimos en la web diversas páginas con distintas técnicas de decoración de Huevos de Pascua, para trabajarlas esta Semana Santa en  casa con sus familias.

La cuarta sesión fue el día 21 de Marzo.
Esta sesión la dedicamos a cocinar Patatas aliñadas al estilo de Cádiz.
  Nos dispusimos a cocer tres kilos de patatas nuevas pequeñas, lavándolas muy bien antes para quitarles la tierra, con precaución de no ablandarlas demasiado.
   Ya en su punto y casi frías, se les fueron quitando la piel, para trocearlas a continuación.
   Después fueron picando finamente las cebolletas frescas y el perejil  para añadírselos a las patatas.
 Para finalizar se añadió sal, vinagre de manzana y un chorro generoso de aceite de oliva virgen.
Como en todas las sesiones, cada uno se llevó en su fiambrera su correspondiente ración para cenar en casa.
El resto de la jornada nos dedicamos a hablar e investigar sobre las especias y las plantas aromáticas que se usan en la cocina para aromatizar o realzar los platos, cambiarles el sabor según la especia usada…
Escribieron dos listas en sus cuadernos: una de plantas aromáticas y otra de especias, haciendo unos breves comentarios sobre las más conocidas por ellos.
  Tuvimos también un poco de historia al tratar sobre la procedencia de las especias y su preciadísimo valor en la antigüedad (más que el oro), tanto que sustituía a la moneda en muchas ocasiones como pago.
Papa aliñadas al estilo de Cádiz
Ingredientes:
  • 1 kg. patatas nuevas de tamaño mediano
  • 1 manojo de cebolletas (o de cebollas bien blancas y frescas)
  • 1,5 litros de agua
  • perejil fresco picado ( no vale perejil seco)
  •  aceite de oliva
  • vinagre de jerez (u otro vinagre de calidad
  • sal marina
Elaboración:
  1. Coge las patatas y lávalas bien bajo el grifo.
  2. Pon en una olla las patatas y cúbrelas con el agua. Pon a calentar y cuando hierva el agua añade la  sal marina.
  3. Contamos 25 minutos desde que empieza a hervir el agua pero ten en cuenta que si las patatas son muy pequeñas estarán antes y si son grandes tardarán más. Lo suyo es que a los 25 minutos saques una patata con una cuchara y le metas un palillo. Si el palillo atraviesa con facilidad la patata es que está bien cocida.
  4. Mientras se cuecen las patas podemos picar finamente las cebolletas (o las cebollas). También podemos picar el perejil más o menos fino (a vuestro gusto).
  5. Cuando las patatas estén bien cocidas apagamos el fuego y apartamos la olla
  6.  Dejamos las patatas dentro del agua (recuerda, fuera del fuego) durante 30 minutos y luego las sacamos y las dejamos en un escurridor hasta que estén templadas.
  7. Cuando puedas coger las patatas con las manos sin quemarte (pero aún algo calientes) pélalas. Córtalas en rodajas y ponlas en una fuente.
  8. Añade a las patatas la cebolleta y el perejil picado. Reparte bien la media cucharada pequeña con sal gruesa por encima de todo y luego añade el vinagre y por último el aceite de oliva. Mezcla todo bien y cuando las patatas estén frías (sin pasar por el frigorífico) están listas para servir

A comer:


Como mejor están las papas aliñás es comiéndolas el mismo día en que las preparas y sin pasar por el frigorífico. Lo suyo es prepararlas por la mañana y dejarlas en una fuente (bien cubiertas con papel transparente, no uses papel de aluminio) hasta la hora de comer.
El frío modifica (y estropea) el sabor de la patata (la enrancia), así que si tienes que meterlas en el frigorífico (por que las vas a comer al día siguiente) tendrás que sacar las patatas más o menos una hora antes de servirlas para que la papa se atempere un poco.

Las mejores patatas para esta receta son las patatas nuevas. Además es importante que no sean demasiado grandes, mejor de tamaño medio y si es posible que todas tengan un tamaño similar para que se cuezan todas a la vez y queden todas con la misma textura. Si cuando estás en la tienda no sabes que patata elegir coge patatas de cocer o guisar.

La cebolleta es la mejor elección, ya que dan textura sin aportar un sabor demasiado fuerte. Si no tienes cebolleta usa una cebolla blanca bien fresca.

Es preferible un aceite de oliva suave antes que uno virgen extra demasiado contundente.

.

Segunda sesión; 21 de Febrero.

Habíamos acordado cocinar albóndigas de pollo y queso con tomate frito. Comenzamos leyendo la receta y entendiendo muy bien como se tenia que elaborar, para empezar a trabajar.
Con todos los utensilios e ingredientes preparados en la mesa de trabajo, se repartieron las tareas entre todos y se picó la carne de pollo en la picadora para luego ir añadiendo los ingredientes poco a poco.

 Todo el grupo participando muy activamente,

 ¡¡Ya está hecha la mezcla!!

 ¡¡Qué trabajo cuesta hacer las bolitas!!

Me están quedando muy redonditas….

….¡¡Aún quedan bastantes por hacer!!…

Ya están listas

Todo el grupo preparado para llevarse en la fiambrera su cena a casa.
 Comienza el reparto

 Ummm …. qué ricas!!!

Tranquilos que hay para todos.
En esta sesión también hablamos sobre las especias, esos condimentos que ayudan a dar toques muy aromáticos, apetitosos, exóticos… a las comidas, aunque no se debe abusar de ellas.Todo en su justa medida.
 Todos estuvieron abriendo y cerrando botes, tocando sus contenidos y comentando sobre las especias que más les gustaban o que les resultaban más conocidas, como la canela, el pimentón, la pimienta molida…

Saucedo visita el Plan Profundiza del colegio Serafina Andrades

Día 18 de febrero: sesión extraordinaria de Profundiza 3.

 La delegada de Educación, Dña. Cristina Saucedo visitó nuestro centro para ver nuestro Plan Profundiza. Por ello decidimos tener una sesión extraordinaria para que viese a nuestro alumnado trabajando. 
Pensamos preparar una macedonia de fruta.

Saucedo visita el Plan Profundiza del colegio Serafina Andrades

http://www.lavozdigital.es/cadiz/v/20140219/chiclana/saucedo-visita-plan-profundiza-20140219.html

La delegada territorial de Educación, Cristina Saucedo, visitó ayer el colegio público Serafina Andrades para conocer de primera mano la puesta en marcha del Plan Profundiza que lleva a cabo este centro. A través de dos proyectos, ‘Robótica con mindstorm de Lego’ y ‘Observamos, experimentamos y jugamos en la cocina’, alumnos de entre tercero y sexto de primaria amplían su aprendizaje, más allá del currículum ordinario escolar.
Teresa Simonet, directora del colegio, explicó que este programa contribuye a que los niños «salgan de la rutina escolar, apelando a su interés y motivación para realizar otras actividades».
Y Saucedo concretó que este programa se desarrolla en 36 centros de la provincia (cuatro en Chiclana), en los que participan unos 700 alumnos. La delegada resaltó el trabajo de la dirección y los docentes del Serafina Andrades para poner en marcha esta labor, a la que se suman diez años de bilingüismo, el programa ABN para el aprendizaje de matemáticas o el Huerto Escolar. También es el único centro público de la provincia en impartir una hora de ajedrez en el horario de matemáticas.
En el taller de robótica, los alumnos elaboran un circuito que un robot que ellos mismos programan tiene que superar, combinado con la investigación, en este caso de los desastres naturales, y el aprendizaje de valores.
Mientras que en el de cocina, los más pequeños aprenden a manejar los alimentos, así como las principales cualidades nutritivas de cada uno de ellos.

DIARIO DE CÁDIZ

SAUCEDO VISITA EL PLAN PROFUNDIZA DEL CEIP SERAFINA ANDRADE

Esta iniciativa persigue estimular el interés del alumno en actividades de investigación

REDACCIÓN CHICLANA | ACTUALIZADO 19.02.2014 – 08:55

zoom

La delegada de Educación y responsables del centro con los alumnos durante un programa de cocina.

Share

La delegada de Educación, Cultura y Deporte de Cádiz, Cristina Saucedo, visitó los proyectos que tiene en marcha el CEIP Serafina Andrades dentro del Plan Profundiza. Este programa, impulsado por la Junta de Andalucía, tiene como objetivo estimular el aprendizaje y el interés de los alumnos hacia la realización de actividades de investigación y de ampliación de conocimientos.

Los dos proyectos que desarrolla el centro chiclanero se denominan Robótica con Mindstorm de LEGO yObservamos, experimentamos y jugamos con la cocina; dirigidos por las profesoras María Teresa Simonet, y Ana María Nieto. El primero está destinado a soluciones robóticas para controlar los fenómenos meteorológicos y el segundo a fomentar el gusto por la gastronomía. “En Cádiz son 74 proyectos los que participan en Andalucía Profundiza. Este dato nos sitúa como la provincia de nuestra comunidad autónoma con más proyectos al frente”, comentó la delegada. De esos 74 proyectos, 41 pertenecen a Centros de Educación Infantil y Primaria y 33 a Institutos de Educación Secundaria. Todos ellos suman más de 700 alumnos gaditanos participantes en estos programas.

“Justamente, hemos elegido el CEIP Serafina Andrades porque ya tienen experiencia en estos proyectos, obteniendo muy buenos resultados; y porque precisamente la metodología activa y experimental, además de llevarla a cabo en el Profundiza, la ponen en práctica a diario en clase”, añadió Saucedo.
Cabe destacar que CEIP Serafina Andrades apuesta, desde hace varios cursos, por una metodología docente innovadora y actualmente está inmerso en diferentes programas. Así, este año han participado en un programa de la Universidad de Cádiz de fomento de la cultura científica; llevan cuatro cursos con la metodología ABN de las matemáticas; tienen un huerto escolar y actualmente es el único centro público de la provincia que incluye la práctica del ajedrez en sus horas lectivas. Además, es un centro bilingüe de alemán.

En Chiclana se han puesto en marcha seis grupos dentro del Profundiza; dos en el CEIP Carmen Sedofeito dedicados a la historia de Chiclana, uno en el IES La Pedrera Blanca, denominado Videojuegos con Scratch y otro en el IES Poeta García Gutiérrez que lleva por nombre Observatorio de Aves en Chiclana.

Todo el grupo se afanó en preparar una deliciosa macedonia de frutas.

Estaban inquietos esperando las visitas.

Ante tantos visitantes, algunos se mostraron nerviosos y expectantes.

El resultado fue una riquisima macedonia de frutas que posteriormente degustaron todos sus compañeros/as de segundo ciclo.

   
   

            ¡¡¡¡PERO QUÉ DELICIOSA!!!!

La tercera sesión se celebró el día 7 de Marzo.
Pensamos hacer una receta de  huevos rellenos de atún con guarnición de lechuga en juliana.
  Cada uno leyó su receta, se comentó y nos dispusimos a elaborarla.
A la hora de pelar los huevos, a algunos les costaron un poco finalizar la tarea con éxito,
aunque lo que resultó más difícil fue cortarlos por la mitad.
   La preparación se terminó satisfactoriamente y todos se llevaron a casa sus fiambreras llenas con unos apetitosos huevos.  Las familias me han comentado que los han cocinado en casa  todos juntos.

   Quedó tiempo para investigar sobre el etiquetado de los alimentos. Para ello han traído al colegio etiquetas variadas de los envases de diferentes productos. Se ha comentado qué datos tienen las etiquetas,  qué debemos leer en ellas (grasas saturadas, trans y colesterol, porcentaje de valor diario, tamaño de la porción, calorías, nutrientes), aunque habrá que sacar algo más de tiempo para recordar este tema tan importante para una buena información que redunde en un buen aprendizaje sobre una alimentación saludable.
         Hay que leer bien las instrucciones de la 
          receta.

Estuvieron muy entretenidos pelando varias docenas de huevos.

   

Llegó la hora de mezclar bien las yemas, el atún y la mayonesa para hacer una pasta de relleno.

           Comienzan a rellenarlos con cuidado de no              romperlos.

    ¡Ya queda poco para finalizar la tarea!

         ¡ Trabajo terminado!

    ¡ Qué buena cena llevarán a casa!

    Cada uno tiene su fiambrera lista para llevar a        casa.

     




RECETAS DE HUEVOS RELLENOS DE ATÚN
Ingredientes:
  
 – Huevos.
 – 3 latas de atún en aceite de oliva.
 – Mayonesa.
 – Lechuga.
  Preparación:
1. Ponemos al fuego un recipiente con agua y, cuando ésta rompa a hervir, añadimos un chorrito de vinagre (para que no se rompan los huevos) e introducimos los huevos.
2. Dejamos cocer durante 10 minutos, cuando el agua hierva de nuevo.

3. Una vez pelados y cortados por la mitad longitudinalmente, quitamos la yema.
4. Hacemos una masa con las yemas, el atún escurrido y la mayonesa.
5. Rellenamos con esta mezcla los huevos. Les ponemos un poco de mayonesa por encima.
6.  Introducimos 20 minutos en la nevera antes de servir.
7. Servimos sobre un lecho de lechuga que picaremos muy menudita, en el último momento antes de servir, y la  aliñaremos con un poco de sal, vinagre y aceite de oliva.
OPCIONAL: Podemos decorar los huevos con una aceituna pinchada en un pinchito.

Primera sesión: 7 de Febrero


Comenzamos nuestra andadura con un grupo de 17 alumnos/as de 3º y 4º niveles de Primaria.

Todos estaban muy ilusionados y con ganas de pasar una buena tarde.
Previamente les había ido pidiendo durante la semana que trajesen libros de cocina y  apuntes de recetas de sus familiares y vecinos, además de una receta escritas por ellos/as.
Les he insistido que recopilen recetas nuestras, de la zona, de las de toda la vida, para que les vaya “calando” el reconocimiento de lo nuestro.
Los/as pequeños/as cocineros/as llegaron con sus delantales y paños de cocina.Traían también una fiambrera para llevarse a casa parte de lo cocinado en el taller.
 Preparamos el espacio donde ibamos a trabajar con todos los utensilios de cocina que necesitariamos para elaborar la primera receta.
        BIZCOCHO DE NARANJA
INGREDIENTES:
       1 naranja mediana
       3 huevos
       1 sobre de levadura
       1 yogur natural
       1 medida del yogur de aceite de oliva
       3 medidas de azúcar.
       4 medidas de harina
       1 pizca de sal.
 PREPARACIÓN:
Lavar bien la naranja y trocearla con piel. Pasarla por la batidora. Añadir los huevos y  batirlos mezclando bien. A continuación se añade el aceite y el yogur y se continua batiendo. Incorporar el azúcar, la levadura y una pizca de sal. Por último añadir la harina y batir todo muy bien.
  Se deja reposar mientras preparamos un molde engrasado con aceite y espolvoreado con harina, para que no se pegue el bizcocho.
   Se vierte  el contenido en este molde y se mete en el horno a 180º durante 30 minutos.
   A continuación se deja enfriar un poco y se desmolda, pudiendo decorarlo con azúcar glass o chocolate líquido.  ¡ Buen provecho!
Mientras esperaban que se hornease el bizcocho, nos pusimos a ver las recetas y los libros que habian traido de casa, presentándolos al grupo y contando cómo los habían conseguido, quienes les ayudaron, etc…
Pensaron hacer un banco de recetas e ir intercambiándolas al gusto de cada uno de ellos, pudiendo llevarlas a casa y elaborarlas con sus familias.
Ya fuera del horno el bizcocho, se dejó enfriar mientras 17 golosos/as impacientes se dispusieron a preparar el segundo plato.
 Les dije que éste era una sorpresa. Yo no les iba a decir que cocinarían.Serian ellos los que decidiesen.
Encima de la mesa de trabajo coloqué un buen manojo de zanahorias, otro de cebolletas, pimientos verdes, tomates, lechuga y atún en conserva.
Rápidamente supieron que prepararían una ensalada. 
Se repartieron la tarea de lavar, pelar, trocear, mezclar, aliñar… todo.
El resultado fue una hermosa y apetitosa ensalada que se llevaron para casa y que pensaban comérsela en la cena.
A continuación se troceó el bizcocho y se lo comieron, quedando todos satisfechos con su sabor.
Al despedirnos,me sorprendieron. Me comentaron que no se lo habían pasado bien. Se lo habían pasado ¡FENOMENAL!

Durante la semana, cuando nos vemos en el colegio por los pasillos, las clases, o el recreo nos paramos y me hablan de cocina y recetas.

Inicio del taller de cocina

Por segundo año iniciamos un nuevo blog dentro del proyecto Profundiza, destinado al alumnado de segundo ciclo de primaria.
El proyecto de este curso se denomina Observamos, experimentamos y nos divertimos en la cocina.
  La temática de un taller de cocina para niños/as favorece la interdisciplinariedad, permitiendo trasvasar a la práctica contenidos curriculares de casi todas las materias. Se  puede conocer mucho acerca del mundo y de los hombres a través de la comida y las costumbres alimentarias.
 En estas sesiones podrán descubrir, observar y experimentar todo lo que comemos, además de transmitirles la cultura del comer saludablemente.
 El objetivo es conseguir introducirles en el mundo culinario, con recetas divertidas, deliciosas y saludables, para que se animen a realizar tareas en la cocina, poniendo énfasis en la comunicación entre ellos, potenciando la tarea en equipo y las ganas de compartir experiencias divertidas.
 También se pretende predisponer al alumnado a tener criterio, curiosidad, interés y conciencia del comer y, sobre todo, el conocimiento de nuestra estupenda cultura gastronómica gaditana y andaluza.

 Si ahora tienen curiosidad, mañana sabrán alimentarse con criterio.